viernes, 14 de mayo de 2010

Criaturas de la Mitologia Española

Gamusino
El gamusino es un animal imaginario que se utiliza en varias regiones de España, Portugal y Cuba para gastar diversas bromas, tanto a niños como a cazadores, pescadores novatos o excursionistas. La más habitual consiste en convencer al novato de que el gamusino es un animal esquivo que sólo puede cazarse de noche.

JuancaballoJuancaballo es el nombre de un ser mitológico que según las leyendas habitaba en Sierra Mágina (Jaén), España.
Es descrito como un ser mitad hombre, mitad caballo (Centauro). Estaba dotado de gran fuerza, ferocidad y astucia. Habitaba en la sierra y aunque era muy difícil de ver ya que se ocultaba en secretas grutas y cavernas, como los cerros de Huelma; y se dice que llegaba a atacar al hombre cuando el hambre lo acuciaba

El martinicoHay testimonios de ellos desde la Edad Media. Goya los representa como enanos de gran cabeza o cabezudos, con manos grandes y ataviados con hábito franciscano. Suelen burlarse de los humanos -sobre todo doncellas- haciendo ruidos en las alacenas, apagando súbitamente candiles o candilejas, tirando pucheros o engañando a los humanos de varias maneras. Feijoo combatió esta superstición en sus ensayos.

MuladonaLa Muladona o Donamula (mujer-mula en catalán), es un ser de la Mitología catalana. Se cuenta que era una doncella que por ser irreverente y no religiosa fue maldecida por la gente de su pueblo, siendo convetida en una mula. Desde ese día sobre todo de noche, se dice que vagaría por las montañas y se uniría a grupos de arrieros que van con sus mulas. Se cree que es a causa de su presencia, las mulas se espantaban y alborotaban hasta el punto de que podían morir al precipitarse por los barrancos.
Su aspecto sería semejante al de las demás mulas, pero era más chapucera; sus crines eran como cabellera de mujer y su cara, sin dejar de ser de animal, tenía un aire humano.
Siempre se la representaba con las cuatro patas de mula, pero a veces, las dos delanteras nacían de un tórax situado donde una mula habría de tener el cuello. Además siempre se la representa con pechos, para dejar más clara su condición de mujer.
Los arrieros daban de comer a las mulas unos panecillos con la forma de la muladona, con la creencia de que así las bestias no se espantarían cuando ella apareciera y de que harían como si no estuviera. Así y todo, durante la marcha contaban las cabezas que llevaban para evitar que la muladona se hubiese mezclado con sus animales sin que ellos se diesen cuenta y acabasen pagándolo caro.

Ratoncito PèrezEl ratoncito Pérez es un personaje de leyenda muy popular entre los niños hispanoamericanos y españoles . Al igual que el hada de los dientes de los países de habla inglesa, cuando a un niño se le cae un diente lo coloca debajo de la almohada mientras duerme y, según la tradición, este personaje se lo cambia por un regalo. Esta tradición es prácticamente universal aunque adopta formas diversas en distintas culturas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada